La Ciudad que Duele

Al estar en un proceso de recuperación tras un accidente, prácticamente dejé de ver la ciudad durante un año.

Ahora que comienzo a reencontrarme con ella, es otra ciudad por completo.

Es una ciudad que se está deconstruyendo, que lejos de ser el espacio de los ciudadanos se está convirtiendo en el espacio anticiudadano.

Una ciudad que se va rompiendo en fragmentos y es atravesada por vialidades y estructuras que desconocen el sentido humano de una ciuad.

Ver cómo pasan los segundos pisos, bloqueando la vista directa al cielo… Sentir la ausencia de árboles, integrantes longevos testigos de la historia, la ausencia de esos seres vivos amables que nos compartían el olor a humedad bajo la lluvia.

Comienzo a recorrer una ciudad que desconozco, una ciudad que como lamentablemente sucede con muchos habitantes de este país, está siendo agredida. Es víctima también de la violencia, con la falta de planeación, con la pérdida del arbolado y de los espacios para los ciudadanos.

Es una ciudad que duele. Duele porque es nuestra casa, una casa que está siendo trasgredida, asaltada, robada.

Los parches que pretende el gobierno capitalino poner no tienen garantía si no son parte de una planeación integral, de un sistema integrado en los sistemas de la ciudad. No se puede proyectar sobre un plano en blanco, sin entender el contexto, sin entender la ciudad, cómo funciona, cuáles son sus relaciones.

Y lo más terrible, con alevosía y ventaja se están proponiendo esquemas como los parques de bolsillo, que no están estudiados, que son meramente negocio de las autoriadades y que, lo que más duele, es una tomadura de pelo al ciudadano… mientras se sigue destruyendo a través de la construcción de supervías y segundos pisos que no resuelven nada.

Esta ciudad, la Ciudad de México, es una ciudad que duele y que requiere de una intervención, no de quienes la gobiernan, sino de quienes vivimos en ella, para poder rescatarla y recuperarla; para poder vivirla de nuevo, caminarla, disfrutarla y caminar bajo la sombra de los árboles.

Image

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

One Response to La Ciudad que Duele

  1. Sandra S says:

    Excelente articulo, es algo que no nos pasa por la cabeza, hemos entendido mal el progreso, no entendemos las vías correctas de progresar y estar bien con el ambiente, olvidamos todo y nos concentramos en nuestra vialidad, en nuestros beneficios (a corto plazo) y lo demás, que valga cacahuate.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s